Mejor A Los Estudiantes

Cómo Usar La Tecnología Para Preparar Mejor A Los Estudiantes

La tecnología es cada vez más frecuente en nuestra vida cotidiana, así como en la de los trabajadores. Estudios predijeron que para el año 2010 casi todos los trabajos en el lugar de trabajo requerirán algún tipo de uso de tecnología. Esta afluencia de tecnología ha causado cambios en la forma en que se usa la computadora en el lugar de trabajo y en la forma en que se debe enseñar la informática en nuestras escuelas.

Cuando la computadora personal se introdujo por primera vez en la década de 1980, la gente tenía que aprender a utilizarla, programarla y utilizar sus funciones básicas. Hoy en día, las personas y las empresas están cada vez más familiarizadas con la tecnología y la utilizan más como herramienta para la recopilación de información, el análisis y la interpretación de datos, la presentación de información, la resolución de problemas, la comunicación, etc.

Cómo Usar La Tecnología
Cómo Usar La Tecnología Para Preparar Mejor A Los Estudiantes

Esta tecnología también se actualiza y cambia continuamente para permitir un trabajo más eficiente y productivo, lo que hace que la gente tenga que mantenerse al día con esta nueva información. En una economía basada en el conocimiento, saber cómo localizar rápidamente la información, evaluarla en cuanto a sesgos y precisión, y sintetizar y aplicar esa información para resolver problemas será necesario y se valorarán las habilidades. Por lo tanto, enseñar a los estudiantes habilidades como éstas los preparará mejor para la fuerza laboral del siglo XXI.

El simple hecho de proveer a los estudiantes con tecnología en clases aisladas de computación no les enseñará a los estudiantes estas habilidades necesarias o cómo usar la computadora como una herramienta. Después de todo, el resultado final no es que los estudiantes simplemente sepan cómo operar las computadoras, sino cómo utilizarlas como una herramienta para la organización, la comunicación, la resolución de problemas y la investigación.

La tecnología debe integrarse en el plan de estudios utilizando un método de aprendizaje activo o basado en la investigación. En este método, en lugar de mostrar a los estudiantes los pasos específicos a seguir para resolver un problema y luego resolver los problemas de un libro de texto, se les da un problema del “mundo real” para resolver y deben crear sus propias estrategias para recopilar datos, analizar, formular hipótesis y probar soluciones.

Al construir sus propias estrategias, adquieren una comprensión más profunda de las habilidades para resolver problemas. Al resolver problemas del mundo real, los estudiantes son más capaces de relacionar su aprendizaje con sus propias vidas y situaciones futuras similares. A menudo los estudiantes trabajan en grupos para resolver sus problemas, lo que mejora sus habilidades interpersonales y el trabajo en equipo. También aprenden a aceptar diferentes perspectivas, a trabajar en cooperación y a expresar sus opiniones y sentimientos. Después de todo, pocos trabajos requieren que las personas trabajen en total aislamiento; por lo tanto, poder trabajar con otros es un aspecto importante de la sociedad y del lugar de trabajo.

A los estudiantes se les debe dar una cantidad y variedad de recursos tecnológicos para que los utilicen con el fin de encontrar una solución a su problema, tales como recursos de Internet o motores de búsqueda, comunicación/correo electrónico con expertos, libros, programas de software, programas de hojas de cálculo, programas de gráficos, etc. También se les puede exigir a los estudiantes que lleven a cabo sus propios experimentos prácticos o que participen en investigaciones colaborativas en línea.

Sin embargo, se deben dar instrucciones sobre cómo analizar la información para determinar el sesgo y la exactitud. Los estudiantes deben darse cuenta de que no todo lo que hay en Internet es cierto o correcto. Dado que la información no se presenta simplemente a los estudiantes en un formato de conferencia, se les pide que la piensen críticamente, interactúen con ella, la analicen y la usen para formular una solución. Este tipo de instrucción mejora el pensamiento crítico y las habilidades de pensamiento de orden superior y ayuda a los estudiantes a demostrar una comprensión más profunda del contenido y los conceptos presentados, así como del proceso de resolución de problemas.

Los estudiantes también deben tener la opción de elegir cómo presentar su información y su solución. Se pueden utilizar formatos como presentaciones en PowerPoint, carteles, folletos, panfletos, informes, páginas web y películas creadas con tecnología. Dar a los estudiantes la opción de elegir en sus presentaciones finales no sólo les permite mostrar sus talentos y fortalezas, sino que también les permite tomar sus propias decisiones sobre la mejor manera de presentar sus datos a los demás, lo que a menudo es necesario en el lugar de trabajo.

La incorporación de la tecnología en el aula mediante un método activo o basado en la investigación mejora las habilidades necesarias para el éxito en el siglo XXI. Requiere que los estudiantes usen la computadora como una herramienta para recopilar información, analizar datos y presentar una solución a un problema dado.

Estas son las habilidades que los entornos ricos en tecnología de hoy en día enfatizan y requieren; por lo tanto, usar la tecnología de esta manera ayudará a los estudiantes a desarrollar habilidades para la vida que puedan ser transmitidas a la fuerza laboral.

Deja un comentario