La importancia de una educación superior

La importancia de una educación superior

Mirando hacia atrás, es fácil identificar por qué la educación fue importante para mí, y es fácil explicar por qué es importante para usted. La pregunta clave a responder es: ¿puedes ver por qué es importante? A veces eso es difícil, especialmente cuando lo enfrentas o lo atraviesas. Años de educación pueden parecer una vida de esfuerzo. 

A menudo, la escuela puede ser tediosa, y hay muchas cosas más entretenidas que hacer que sentarse en un salón de clases. Sin embargo, en lugar de ver el trabajo de su escuela como un esfuerzo de por vida, piense en él como una inversión de toda la vida, una inversión en usted y en su vida.

Tómelo de alguien que tomó una buena decisión de trabajar duro y obtener un diploma de escuela secundaria, luego un título de Bachiller en Ciencias de la universidad local, la educación es la clave del éxito. Más específicamente, una educación brinda oportunidades para la movilidad ascendente y lateral.

Por supuesto, había distracciones con las que lidiar en la escuela, como ingresar a la fuerza laboral y ganar dinero, perseguir al sexo opuesto y salir con amigos, pero afortunadamente mantuve mi vista puesta en graduarme y nunca me desvié del curso. Y nunca me arrepiento de mi determinación o del esfuerzo que tomó para lograr mis objetivos educativos.

importancia de una educación superior

Seis buenas razones por las que deberías aprovechar al máximo el tiempo que pasas en la escuela. 

Esta no es una lista exhaustiva de ninguna manera, pero es un buen comienzo, y debería ser más que suficiente para convencerlo de que se vuelva a dedicar a una buena educación como una inversión inteligente en usted, una inversión que no se puede quitar y te acompaña a lo largo de tu vida.

1. Ya sea que se trate de clases de nivel secundario o universitario, su interés y rendimiento lo ayudarán a orientarlo en una dirección general de su carrera profesional. Su aptitud es descubierta por algo más que unas pocas pruebas. A menudo se muestra en su habilidad y nivel de participación en varias clases. Si seguía los intereses que mis pruebas de aptitud indicaban cuando estaba en la escuela secundaria, sería un guardabosques en este momento, esperando otros 12 años de trabajo antes de retirarme. En cambio, me retiré temprano hace cinco años después de dirigir mi propio negocio de consultoría durante solo siete años.

2. La educación te ayuda a convertirte en un individuo más completo al exponerte a diferentes ideas y aprender a aplicarlas al menos de manera limitada. En su mayor parte, la educación te ayuda a ser un generalista en muchas áreas y un especialista si estudias en un área particular de interés. Sin una educación amplia, podría tener una vida muy limitada en la que, para la mayoría de las cosas que le llaman la atención, su respuesta podría ser: “No sé nada al respecto”. Las oportunidades en la vida se presentarán mucho más fácilmente si al menos tiene suficiente interés en un tema, concepto, tecnología, actividad o evento para saber algo al respecto.

3. Un resultado de una buena educación es la capacidad de definir un problema y formular una solución. Te enfrentarás a una multitud de decisiones y problemas en tu vida, y una buena educación te proporcionará una variedad de herramientas para encontrar soluciones. Muchos libros de texto proporcionan ejemplos basados ​​en la vida cotidiana en los que se pueden aplicar conceptos y habilidades de resolución de problemas para ayudarnos a tomar decisiones y sacar conclusiones. Si no estamos armados con la capacidad de resolver problemas, entonces debemos confiar en que otros lo hagan. Resolver problemas nosotros mismos nos ayuda a ser individuos más fuertes, mientras que depender de otros simplemente nos hace dependientes.

4. La participación en la educación superior muestra una actitud de “poder hacer”, algo que es muy importante para el empleo en el sector “profesional”. Por lo general, no es especialmente difícil pasar la escuela secundaria, pero aquellos que se posicionan para la universidad o la universidad, mientras están en la escuela secundaria, y luego continúan mejorando a través de la educación superior, generalmente son personas que tienen confianza en sí mismos y son logros orientado ¿Qué empleador no estaría interesado en alguien que tenga confianza y esté orientado hacia el logro?

importancia de una educación superior

5. Una educación sólida con resultados favorables en términos de rendimiento es una forma de “conseguir su boleto”. En otras palabras, algunos empleadores no considerarán candidatos a menos que tengan un cierto nivel de educación o un curso de estudio específico. Otros empleadores no considerarán candidatos a menos que tengan un nivel aceptable de desempeño en su trabajo escolar. Por lo tanto, puede ver que los empleadores a menudo ven la educación como un tipo de “campo de pruebas” para sus posibles empleados.

6. Las carreras mejor pagadas exigen capacitación técnica y educación especializada, y esto puede pagar recompensas a largo plazo en forma de una posición lucrativa en un campo profesional. El viejo cliché de “casarse con un médico o un abogado” no es algo que alguien inventó porque sonaba bien. Los médicos y abogados son a menudo personas altamente remuneradas y muy respetadas en nuestras comunidades. 

Lo mismo puede decirse de los ingenieros, arquitectos, científicos y muchos otros profesionales que han invertido en capacitación y educación especializadas para ellos mismos. No hay garantía de que obtendrá altos ingresos y ganará el respeto del mundo al tener una educación superior, pero ciertamente ayuda a cambiar las probabilidades a su favor, y ¿qué podría estar mal con eso?

Entonces, ahí lo tiene: seis buenas razones para aprovechar al máximo sus oportunidades educativas. Puede ser difícil cuando eres joven ver por qué la educación es tan importante. Eso es comprensible. Hay muchos más intereses inmediatos y competitivos. Sin embargo, es demasiado tarde cuando estás pasando por lo mejor de tu vida para volver a rehacer en términos de educación. Eso no quiere decir que no se pueda hacer, pero es mucho más difícil de hacer.

Por lo tanto, si se encuentra en una silla en un salón de clases, aproveche al máximo su tiempo mientras esté en una buena posición para hacerlo. Una vez que comience su camino profesional, se alegrará de que su educación formal lo respalde, porque tendrá muchos desafíos con respecto a la capacitación en el trabajo y la educación continua a medida que avanza en sus años de trabajo.

Mi planificación juvenil me hizo graduarme de la escuela secundaria y asistir a la universidad. No había dudas en mi mente de que la educación superior era un “deber”, y no iba a comenzar mi carrera sin ella. Al final resultó que elegí bien, y no haría nada diferente si tuviera la oportunidad de retroceder en el tiempo. Elija bien y tenga un resultado feliz también: elija la educación, ya que es probable que sea la inversión más sabia que haga en y para usted mismo.

Deja un comentario