ESCUELA ABIERTA: ESCUELA PARA TODOS
grupo pedagógico labra4m
Presentación
Historia I
Historia II
Diversificación
Iniciación prof
FPB
Materiales
Normativa
Competencias
Controversias
Enlaces


Visitas:
 

 ¿Para qué abrimos este espacio?

    Las dos últimas décadas de la Educación en España (y en buena parte de los países desarrollados), están afectadas, en nuestra opinión, por una obsesión: la lucha contra el llamado fracaso escolar. Esa fue una de las razones principales que dieron lugar, allá por el año 1983, a una de las reformas educativas más profundas que se han intentado en nuestro país, la de la Ley de Ordenación General del Sistema Educativo (LOGSE). Y en cierta medida lo sigue siendo con la nueva reforma de la Ley Orgánica de Educación (LOE), de reciente aprobación por el Gobierno y el Parlamento. Una obsesión que ahora adopta otra forma, otro tipo de lenguaje: se evita el término negativo de “fracaso escolar” para hablar de centros educativos de éxito, el nuevo paradigma, que sin embargo no puede evitar barajar los resultados académicos como factor principal de valoración.

    No somos tan ingenuos como para ignorar que la escuela no puede sustraerse de la competitividad que preside casi todas las esferas de la vida social, y en especial la esfera del trabajo, en donde los términos éxito y fracaso cobran día a día creciente importancia. Pero tal vez deberíamos empezar a plantearnos la inconveniencia de usar tales términos para referirnos a la educación y a la escuela.

    Fracaso. Éxito. Es cierto que la escuela tiene que preparar para la vida en todas sus dimensiones, y debe por lo tanto “entrenar” a los jóvenes para defenderse en una sociedad y un mundo laboral competitivo. Pero también es cierto que la escuela sigue siendo (todavía) un lugar privilegiado donde niños y jóvenes pueden encontrar mayores oportunidades para descubrir, para desarrollar la curiosidad por la ciencia y el conocimiento, por el arte y la literatura; así como la inquietud por los problemas de la sociedad, y por los peligros que amenazan el futuro de la humanidad y el equilibrio de la naturaleza… Y es finalmente, al mismo tiempo, el lugar de socialización entre iguales por excelencia, el sitio donde pueden conocer y tratar al mayor número de chicos y chicas de su edad, de diferentes condiciones sociales y, hoy día, de diferentes culturas y países.  ¿Hasta qué punto es posible reflejar el “éxito” o el “fracaso” de tales objetivos en los resultados académicos de los alumnos, en las calificaciones de las diferentes materias?

    Es por eso que desde esta web defendemos una escuela abierta, diversa, heterogénea. Unos centros que sean fiel reflejo de toda la sociedad cambiante y no de una clase o sector de la población. Una escuela de todos, con todos y para todos.

    Los programas de diversificación, junto con el resto de medidas de atención a la diversidad que estableció la LOGSE, nacieron precisamente con el fin de mantener en la enseñanza obligatoria a los alumnos y alumnas con mayores dificultades escolares, estableciendo vías para que sus diferentes necesidades y expectativas pudiesen ser atendidas, y de modo que pudiesen alcanzar los mismos objetivos que el resto de sus compañeros y compañeras. Los programas de garantía social,  estrechamente relacionados con las citadas medidas previas, constituían (ya fuera de la enseñanza obligatoria) un esfuerzo suplementario en esa misma dirección, la posible continuidad en los estudios (preferentemente de ciclos de formación Profesional de Grado Medio), aunque asegurando además una formación elemental de carácter profesional.

    Por desgracia, la LOGSE no tuvo una coyuntura favorable durante su aplicación, primero por problemas económicos (última etapa del gobierno de Felipe González), y luego por falta de voluntad o incluso por animadversión política de las autoridades (gobierno de José María Aznar y gobienos regionales del PP). Al igual que en su día la Ley General de Educación, también la LOGSE sufrió una contrarreforma educativa, que frenó o tergiversó algunas de las medidas de mayor calado (introducción de la formación profesional de base en la secundaria, implantación del sistema modular integrado de formación profesional), hasta el punto de que posteriormente la nueva ley socialista, la LOE, no fue capaz de recuperarlas. No obstante, no deja de ser llamativo que tanto los programas de diversificación como los de garantía social hayan pasado esa "travesía del desierto" y permanezcan,  aunque con ligeras modificaciones, los primeros con el mismo nombre y los segundos con la nueva denominación de Programas de Cualificación Profesional Inicial. ¿Qué fue del resto de medidas previas de atención a la diversidad, sin las cuales dichos programas específicos, que a lo más fueron concebidos como pequeñas válvulas de regulación,  pueden fácilmente convertirse en una vía de escape tan ancha que ponga en tela de juicio todo el sistema?

     Somos conscientes de que los cambios que se han producido en España durante los últimos años (fuerte desarrollo económico, pero con una riqueza desigualmente repartida; evolución sociocultural; llegada masiva de inmigrantes…), aconsejan la revisión y actualización de tales programas, para adaptarlos a la nueva situación. Pero creemos que sería suicida hacerlo sin acometer al mismo tiempo una actualización del resto de medidas de atención a la diversidad, que están quedando casi totalmente desdibujadas. Y pensamos, además, que no se debe tampoco escamotear la cuestión principal: ¿Hasta qué punto se ha avanzado en la necesaria democratización y polivalencia de la enseñanza obligatoria? Esa es, a nuestro entender, la condición fundamental sin la cual no será nunca posible acabar con el llamado fracaso escolar. Y por añadidura, también la condición para que pueda sustentarse sin dificultades graves el nuevo sistema de formación profesional.

     Para ambas cosas sería conveniente tratar de recuperar toda la experiencia acumulada durante los años de aplicación de la LOGSE. Una experiencia tal vez dispersa y poco sistematizada, como consecuencia de los avatares que desafortunadamente sufrió la reforma educativa. Pero una experiencia que sin duda ha sido positiva, y que debemos proyectar hacia el futuro. 

    Esta web pretende servir modestamente a esa finalidad siendo un lugar de encuentro y de debate entre todos los profesionales que estén interesados.

Top
grupo pedagógico labra4m | manzanocano@hotmail.com